martes, 28 de febrero de 2017

Sátiras


El otro día leyendo al Arcipreste de Hita
me puse a filosofar con la cuaresma bendita.

Decía Aristóteles, como cosa verdadera,
que el mundo por dos cosas trabaja,
la primera es por tener mantenencia, la otra,
 por tener juntamiento con hembra placentera.

Si lo dijera una servidora, lo podrían retachar,
pero como lo dijo Aristóteles, no hay más que hablar.

Esto de Doña cuaresma  a mí no me gusta nada,
si eres rico y pagas en viernes , comer carne puedes.
Si eres pobre y no tienes donde caerte muerto,
ni hablar de comer carne ni de conejo.

Y eso de ponerte ceniza en la frente,
yo no lo puedo aguantar, sales de la iglesia
con el sello negro puesto, que parece que te mandan,
directamente al cementerio.

Yo prefiero el fuego a estar entre cenizas,
aunque algunas veces el fuego se apaga
cuando más  se lo atiza.

Yo soy más de don carnal, pues el hombre en todo tiempo,
va detrás del sexo sin mesura , gordas y flacas
blancas o negras  no hay quien les pare
cuando se alteran.

A si es que en estos días como penitencia,
hay que dejar de fumar… de comer carne,
y de retozar.


Encarna Recio Blanco.

Escucha"-SATIRAS" en Spreaker.

No hay comentarios:

Publicar un comentario